Mi vida en tus manos

Señor pongo mi vida en tus manos, jesus se utiliza solo o en expresiones exclamativas como ¡Jesús, María y José!, que indican asombro, admiración, alegría, disgusto o enfado: vida es una propiedad o cualidad esencial de los animales y las plantas, por la cual evolucionan, se adaptan al medio, se desarrollan y se reproducen.

señor