Hijos de Dios


Fuimos llamados a victoria y no a derrota, fuimos llamados hijos de Dios. Una victoria es el hecho de vencer en una competición o una lucha.

hijos

Compartelo!Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr