Grandes cosas Dios hara

Cuando una madre ora por sus hijos, Dios la escucha, ángeles se movilizan y cosas grandes suceden. Nunca se canse de orar por sus hijos. Orar es ponerse [una persona] mental y anímicamente ante la presencia de Dios, de una divinidad, de un santo, etc., para dar gracias o pedir algún favor, o simplemente en actitud contemplativa.

cuando