El amor no se puede olvidar

Dos claveles en el agua no se pueden marchitar, dos amores que se quieren no se pueden olvidar. Marchitar es hacer que una planta o una flor pierda lozanía, frescura y verdor o comience a secarse.

olvidar