Clavos en la cruz

No fueron los clavos los que mantuvieron a Jesús en la cruz fue su amor por ti. El amor es un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno.

clavos